5 anécdotas contadas por Julie Pelipas que nos hablan de su vida y proyectos en Ucrania, antes del inicio del conflicto
Article
Written by ALL ABOUT TEAM
28.02.22
El pasado 13 de febrero la plataforma Lyst publicó una entrevista a través de su podcast The Guest con la directora creativa Julie Pelipas. Una mujer que al lanzar Vogue Ucrania se convirtió en un icono de la moda, y especialmente del street style, pero que sin embargo siempre se ha mantenido muy reservada, lo que la ha rodeado de un aura enigmática que todavía la ha hecho más interesante.
Poco sabíamos de ella, más allá del contenido que sube en Instagram, de cómo llegó a fundar Vogue Ucrania, de por qué domina los trajes a la perfección, de qué hay detrás de su afición por el surf, … sin embargo el podcast nos permitió conocerla un poco más de cerca y dar respuesta a todas esas preguntas.
Tras escucharlo, decidimos destacar algunas de las anécdotas que contó durante la entrevista para escribir un artículo y compartirlo con todas vosotras. Lo que no sabíamos era que la actualidad convertiría todas esas anécdotas en recuerdos del pasado, de una realidad que se ha visto truncada por la guerra en cosa de dos semanas.
Hoy estas anécdotas nos sirven para explicar cómo habían florecido la industria cultural y de la moda en los últimos años en Ucrania, con la aparición de muchos diseñadores, marcas y creativos que como Julie se habían convertido en referentes del sector más allá de sus fronteras.

Pagó por su primera editorial para Harper’s Bazaar Ukraine

Habiendo crecido en una granja, Julie Pelipas estudió periodismo y trabajó en un programa cultural de televisión durante cinco años. Un día decidió de forma repentina dejar el trabajo y dedicarse a otra cosa totalmente diferente. Entonces quiso publicar su propia revista. “Era mi sueño”, explicó. Pero varias circunstancias la desviaron de ese objetivo.

Un día tomó la decisión de probar suerte como estilista y poco después ya formaba parte del equipo fundador de Harper’s Bazaar Ukraine. “Siendo sincera me siento una persona muy afortunada”, afirma en el podcast, “porque es algo que simplemente sucedió”. “Nunca fui becaria, ni asistente. En el momento que decidí dedicarme al estilismo ya era una editora junior”.

En aquel momento no había “mercado” en Ucrania en cuanto a publicaciones de moda se refiere, por lo que Pelipas explica que ninguna de las imágenes de la revista eran de producción propia. “Yo quería convencer a mi editora jefe de cambiar esta situación, pero ella dudaba de tomar ese riesgo porque es algo que se llevaba buena parte del pequeño presupuesto del que disponíamos”. Entonces fue cuando Julie Pelipas propuso a su editora pagar de su bolsillo una primera editorial para la revista y, en caso de funcionar, que se lo pagara la publicación. “Y así fue como fotografiamos la primera editorial de moda de la historia en Ucrania”, explica.

Se sintió incómoda en Vogue

Si algo me pareció extremadamente interesante de la entrevista es la naturalidad con la que respondió a todas las preguntas, sin dejarse nada en el tintero. A pesar de que Vogue es una institución en la industria de la moda, y el sueño de muchos poder trabajar allí, Pelipas aún y habiendo fundado esta cabecera en su país no tuvo tapujos en admitir que nunca estuvo cómoda en su paso por Vogue.

“Cuando trabajaba en Vogue, cada portada que hice fue una lucha», afirma en el podcast. En concreto, se refiere a una lucha contra las especificidades del mercado y de Condé Nast como grupo editorial, ante las cuales asegura: «yo siempre voy a tener mi propia visión. Siempre he creído que teníamos que construir nuestro propio lenguaje para hablar de Ucrania, de quien somos. Crear nuestro propio lenguaje visual. Y realmente la gente llegó a conocernos por esto”.

Al mismo tiempo asegura que su paso por Vogue fue una lucha contra el sistema. «Luchaba para decir la verdad. Para hablar de aquellas cosas que de verdad importan. No de aquello de lo que debemos hablar, porque es aburrido. Es como un círculo, vemos repetidamente las mismas cosas, es aburrido y no tiene sentido», opina.

Sin embargo, asegura sentirse «orgullosa» de haber conseguido «tratar nuevos temas y enviar nuevos mensajes, a pesar de todo».

Fundó Bettter para cambiar la industria de la moda

Después de su paso por Vogue, Pelipas decidió empezar su propio proyecto: Bettter. “Bettter nació de la negación de todo el sistema. Nunca llamaría a Bettter como una marca sostenible, en realidad es una herramienta que puede sanear la industria de la moda. Un sistema que puede solucionar uno de los mayores problemas de la industria», asegura.

De hecho, la estilista explica como se estuvo preguntando: «¿el mundo de verdad necesita esto?» Y la respuesta fue sí. «No quiero repetir los números de cuanta ropa sobre producimos y sobre consumimos, pero tenemos ese problema y es un gran problema». Entonces decidió aportar toda su experiencia y conocimiento a una herramienta que puede cambiar el mundo».

El objetivo de Bettter «es construir un nuevo sistema con el que se pueden crear nuevas prendas a partir de otras que ya se consideran un residuo. Bettter nació de entender que hemos producido suficiente y que no necesitamos producir más. Lo peor es que la gente que está produciendo moda en grandes cantidades no pone su energía ni sus pensamientos en ello. Esta ropa no está pensada para las personas, solo para hacer dinero».

«Lo que hacemos es coger esta ropa que fue sobreproducida y la introducimos en nuestro sistema».

Aunque asegura que nunca ha sido muy amiga de la palabra «ambición», la estilista tiene «la gran ambición de cambiar todo el sistema y espero que a través de Bettter podamos cambiar tanto la forma de producir como de consumir».

En cuanto a la producción, opina que «podemos cambiar la mentalidad para dejar de producir tanto y empezar a producir bajo demanda. Menos pero de forma más considerada».

Por parte de los consumidores, espera «que lleguen a entender que no existe la necesidad de tener ropa nueva, de comprar constantemente ropa inútil y sin alma. Y creo que es posible. A través de Bettter puedes ver que la ropa no es fea, es cool y además esta hecha a partir de residuos textiles. Porque es ropa inteligente, ponemos energía en ello, mi equipo pasa horas pensando como hacerlas mejores y como resolver muchos problemas…».

Los trajes, su escudo ante los fotógrafos

De su incomodidad también nació su interés por la sastrería y los trajes a la hora de vestir.

“Todos me habéis visto en las fotos de street style. La verdadera historia detrás de ellas es que soy una persona muy tímida y en los primeros años estaba muy incómoda. Incluso llegué a pedir a los fotógrafos que no me hicieran fotos, pero con el tiempo entendí que no tenía sentido.

Así es como llegó a dominar el arte del traje. «Los trajes son mi uniforme, como una armadura. Me cubren y me hacen sentir cómoda. Con ellos no tengo que pensar como voy a salir en las fotos. Y esta es la verdadera historia. Su origen se encuentra en la inconveniencia, en este estado de incomodidad dentro de mi».

¿Por qué hace surf en Kiev?

Preguntada por su apretada vida profesional y de donde saca el tiempo para cuidarse Pelipas respondió. “La clave es hacer surf o yoga al principio del día, si lo haces significa que todo tu día será productivo. Mi dia está programado al minuto, pero necesito mis dos horas de yoga o surf antes de empezar. Tu mente y tu cuerpo lo necesitan”.

«Para mi el surf es una gran invención. Cuando haces surf es tan complicado, necesitas concentrar todas tus células en ello y cuando lo haces, te olvidas de todo lo demás. Tu cerebro está 100% concentrado  por lo que es un tipo de meditación. Te deshaces de toda la basura que está en tu mente, que puede ser tu peor enemiga».

«La clave es irte a domrir con tu hijo a las 10. Si te acuestas pronto puedes hacerlo. Aunque muchos días no lo consigo, no soy perfecta y no pasa nada». 

 

Ojalá que Julie y todos los ucranianos puedan volver a surfear por los ríos de Kiev muy pronto.

5 anécdotas contadas por Julie Pelipas que nos hablan de su vida y proyectos en Ucrania, antes del inicio del conflicto

Subscribe to stay up to date