Abrigarse con estilo
Article
Written by Ivet Puig
24.01.21

O las microtendencias que te ayudarán a combatir el frío.

Aunque acabemos de salir de una ola de frío y parece que el sol ha vuelto a nuestras vidas, sentimos anunciar que el invierno seguirá acompañándonos hasta el próximo 20 de marzo, cuando daremos la bienvenida a la -siempre esperada- primavera. Hasta entonces, tocará abrigarse, pero puedes hacerlo con estilo inspirándote en las microtendencias que te proponemos a continuación.

¿Por qué no probar con el pasamontañas?

Hace poco poníamos en duda la capacidad del pasamontañas (balaclava en inglés) de traspasar la pasarela y convertirse en tendencia de street style. Pues bien, ya podemos decir que lo ha hecho y su popularidad va en aumento.

El término balaclava procede de una ciudad ucraniana con el mismo nombre, donde las tropas británicas lucharon durante la Guerra de Crimea (1854). Durante ese período, las mujeres británicas confeccionaban este tipo de accesorios para los soldados que también luchaban contra un frío extremo, y las enviaban a Balaclava. Con los años, el nombre consiguió calar entre la población y todavía hoy sigue usándose para referirse a este accesorio.

Pero el origen de su popularidad en el siglo XXI debemos atribuirlo a la siempre atrevida Leandra Medine que ya en 2018 empezó a llevarlo y, de hecho, trataba de convencer a sus seguidores a través de Instagram que se trataba de una pieza de lo más cool. Unos años más tarde Leandra sigue apostando por esta prenda, pero esta vez más marcas y fashionistas se han sumado a ella.

Pasamontañas de Paloma Wool. Vía Instagram @palomawool
Blanca Miró con pasamontañas. Vía Instagram @blancamiro

A lo grande con bufandas XL

Un clásico ante las bajas temperaturas que se reinventa en formato XL para afrontar la temporada 20/21. Entre las más populares destacan, sobre todo, las que combinan colores vivos y tonos degradados. Todo un chute de positivismo para tu look en los días grises.

En la pasarela quién abanderó esta propuesta fue Jil Sander, cuyos directores creativos, Lucie and Luke Meier, se inspiraron en una bufanda de grandes dimensiones para crear vestidos de noche de lo más envolventes y en un material tan poco usual como la lana mullida.

En las redes, los modelos más cotizados han sido las bufandas multicolor de Loewe y las de la marca nórdica Acne Studios, que ya llevan unos años pisando fuerte cuando se trata de cubrirse el cuello.

Bufanda de mohair de Loewe. D.R. Cortesía de la marca.
Colección de Jil Sander otoño-invierno 20/21. D.R. Cortesía de la marca.

Todo lo acolchado es bienvenido

En un año en el que hemos pasado más tiempo en casa que nunca, parece que al salir nos hemos llevado  el confort a rastras. Y es que «lo acolchado» se ha convertido en fuente de inspiración para crear todo tipo de prendas.

Por un lado, varias marcas han creado chaquetas y abrigos acolchados de tonos oscuros, de estilo minimalista y de inspiración británica.

En el otro extremo, encontramos a marcas como Honeybea o la estadounidense Small Museum que literalmente se dedican a convertir las clásicas colchas de patchwork multicolor, en abrigos divertidos y de aires étnicos. Upcycling en su máxima expresión.

Abrigo de Small Museum. Vía Instagram @smallmuseum_
Chaqueta y bolso acolchados de Stand Studio. Vía Instagram @standstudio.official

La comodidad del borreguito

No hay mejor sensación que sentirse a gusto envuelto en un abrigo de borreguito para no pasar frío. Y parece que se trata de una opinión compartida porque el borreguito también ha hecho acto de presencia en todo tipo de prendas y accesorios, para llevar de pies a cabeza. Incluso en muebles.

Pero hay un abrigo en particular que se ha convertido en objeto de deseo de todas las fashionistas. Hablamos del modelo Camille de la marca Stand Studio que se comercializa en múltiples colores y que está arrasando en redes sociales y, por ende, en el street style. Además, la firma ha creado unos bolsos a conjunto para conseguir el total look y, si nos permitís la opinión, no pueden ser más adorables.

En un aire más 70s, el borreguito también está triunfando aplicado en solapas y puños de chaquetas cruzadas.

Bolso Liz de Stand Studio. D.R. Cortesía de la marca
Camille Charriere lleva abrigo de Stand Studio. Vía Instagram @camillecharriere

Calcetines a la vista

Por último, pero no menos importante, debemos mencionar esta tendencia que hace sombra a la costumbre de llevar los tobillos al aire. Hablamos de llevar los calcetines a plena vista y, es más, por encima de leggings y pantalones.

En este caso, se trata de una tendencia que va estrechamente ligada con el auge de la ropa deportiva que hemos presenciado en 2020 y de la que, pronosticamos su continuidad mientras nuestras vidas sigan dependiendo de la pandemia y las respectivas restricciones para frenarla.

Aunque la combinación ganadora son los clásicos calcetines deportivos en blanco, con zapatillas y leggings negros, no hay normas escritas y la forma de llevarlos queda a discreción del portador. Lo que sí es claro es que, mientras que hasta ahora siempre intentábamos esconder los calcetines relegándolos a un papel puramente funcional, ahora se convierten en un accesorio de estilo que ha adquirido un protagonismo inesperado.

Pernille Teisbaek lleva calcetines de Ralph Lauren. Vía Instagram @pernilleteisbaek
Calcetines de Paraíso Studio. D.R. Cortesía de la marca
Abrigarse con estilo

Subscribe to stay up to date