Alerta ‘foodie’: nuevos nombres en Madrid
Article
Written by Emma Mariscal
19.06.20

Descubrimos las tres nuevas direcciones que no te puedes perder este mes en Madrid si quieres estar a la última

1. FORMAJE

La nueva quesería de Clara Diez, Formaje (Plaza de Chamberí, 9) está dando mucho que hablar. El espacio, cuidadosamente diseñado por Gabriel Escámez, fundador de Cobalto Studio, supone el primer proyecto personal de la conocida ‘activista’ -como a ella le gusta definirse- del queso artesano. En él, además de venderse los lácteos más interesantes del panorama actual, tanto nacional como internacional, tendrá lugar una constante labor de divulgación en torno a este y otros temas asociados, como son la sostenibilidad, lo artesanal y la conservación de las áreas rurales y sus costumbres. No te pierdas sus burratas, directamente traídas de Italia, los impresionantes comté, que tanto llaman la atención por su tamaño o algunos quesos muy especiales, como el Rey silo rojo, amasado con pimentón, o el Granizo, fresco y trufado, que están causando sensación entre sus primeros clientes.

El espacio de Formaje.
Detalle de Formaje.

2. MO DE MOVIMIENTO

Ni restaurante ni terraza, el local que promete arrasar este verano es un innovador concepto que combina interiorismo, gastronomía y responsabilidad social. Y no solo en cuanto al uso de productos sostenibles en su carta -y el pequeño colmado integrado en el espacio-, como viene ya siendo tendencia, si no también en su construcción, equipo y planteamiento. Mo de Movimiento (Espronceda, 34), que ocupa el lugar del antiguo Teatro Espronceda, ha sido diseñado por el joven interiorista Lucas Muñoz y es el primero de una serie de ‘Proyectos Conscientes’ con los que Javier Antequera (Grupo Lateral) y Felipe Turell (Derby Hoteles) quieren promover cambios sociales que inciten al consumo consciente y tengan un impacto social positivo. Para ello, aparte de promover el uso de materias primas de pequeños proveedores cercanos, colaboran con la fundación Raíces en la integración de personas en situación de riesgo. Y todo ello sin perder el aire de local de moda que tanto nos gusta. En parte gracias al perfecto escenario creado por el joven interiorista Lucas Muñoz, con aires industriales y fotogénicos hornos vistos en los que elaboran sus ya famosas pizzas.

Parte de la terraza de Mo de movimiento.
Detalle de la cocina de Mo de Movimiento.

3. FAYER

Cocina israelí con parrilla argentina en el centro de Madrid. ¿Extraño? Puede ser, pero la mezcla, orquestada por el experimentado chef argentino Mariano Muñoz, funciona. De hecho, Fayer (Orfila, 7) ya triunfó en Buenos Aires, donde comenzó su andadura, antes de llegar a Madrid en pleno confinamiento. Tras unos meses de espera, por fin ha abierto sus puertas y son muchos los que han querido acercarse al local, perfecto para una noche romántica gracias a su precioso diseño, a cargo de la interiorista Alejandra Pombo y con el mármol travertino, la madera natural y la luz indirecta como señas de identidad. Entre los hits de su carta destacan mezzes como el Lajmayin, una masa fina al horno con ternera especiada, tomate y tamarindos; el Carpaccio Kubenia, de solomillo con bulgur crujiente; o el Khachapuri, un plato georgiano muy consumido en Israel a basa de masa crujiente con queso de cabra y huevo. Y eso sin desmerecer a los clásicos hummus y falafel de primero, y grandes cortes de carne argentina de segundo. Imprescindibles el Ojo de bife con chimichurri levantino o la Molleja ahumada con ras el hanout.

Interiores de Fayer.
Algunos de los platos de Fayer.
Alerta ‘foodie’: nuevos nombres en Madrid

Subscribe to stay up to date