ALL ABOUT Mykita, por su director creativo, Moritz Krueger
Interview
Written by Ivet Puig
19.07.21

Mykita es una firma de gafas de diseño confeccionadas manualmente en Berlín. En su tienda de Barcelona, entrevistamos al fundador y director creativo de la marca, Moritz Krueger, que nos habla de sus inicios como emprendedor, su visión del diseño y elige sus gafas favoritas de la marca.

¿Cuál era tu relación con el mundo eyewear cuando fundaste la marca en 2003?

En realidad yo quería estudiar en la escuela de arte de Berlín, estaba esperando a iniciar el curso y empecé unas prácticas en una start-up de eyewear.

Me enamoré de la energía de crear tu propia marca, hacer realidad tus ideas y trabajar en equipo… encontrar tu lugar con un producto muy personal y que pueda funcionar en todo el mundo. Creo que en aquellos días no apreciaba tanto el eyewear como la energía de crear algo de nuevo.

Además, tenía dos amigos a mi lado y en verano de 2003 decidimos empezar Mykita. El primer año lo dedicamos todo a investigar y desarrollar productos, un proceso que sigue siendo la clave de nuestra filosofía de marca todavía hoy.

Tuvimos que encontrar nuestro propio camino. Empezamos con la idea de un producto y como no había forma de fabricarlo, nos convertimos en nuestros propios fabricantes. Este fue el punto de partida de nuestro modelo de negocio

Durante los dos primeros años trabajamos en absolutamente todos los ámbitos. Mentiría si dijera que entonces pude ver el potencial del eyewear, pero me sentí atraído por la energía del momento.

¿De qué forma os ayudó empezar en Berlín?

Lo mejor de Berlín fue que entonces podías alquilar locales baratos y había posibilidades tanto para start-ups como para creativos de empezar algo nuevo. En Londres o París no hubiera sido posible.

Pero todavía más importante, no había un modelo a seguir, no había industria, no había nada que pudieras tomar como referente y aprender de ello, por lo que tenías que encontrar tu propio camino.

Por supuesto fue todo un reto, siempre tenías que encontrar soluciones para nuevos problemas, pero eso fue bueno. Si por ejemplo hubiéramos empezado en París, con todas las casas de moda, seguramente hubiéramos tomado otra dirección. Berlín nos ayudó a construir una forma alternativa de hacer las cosas.

D.R. Cortesía de la marca

Haber encontrado soluciones a vuestros propios problemas, ¿ha sido la clave de vuestro éxito?

Como alemanes del norte, somos muy honestos y tenemos los pies en la tierra. Desde una perspectiva de producto, nuestro objetivo siempre ha sido hacerlo lo mejor posible y trabajar en el desarrollo constante. Siempre se pueden hacer las cosas mejor y avanzar.

Yo entiendo nuestro éxito como un producto honesto que aporta funcionalidad y que está hecho para convertirse en tu compañero más personal. Nunca escondemos nada, dejando a la vista la tecnología y construcción de las monturas de tal forma que nuestra estética es muy reconocible. Y esto para mi es la clave del éxito.

¿Cómo es un día en la Mykita House?

Hace cinco años que estamos en Mykita House, donde hemos logrado integrar todos los departamentos y la manufactura bajo un mismo techo.

Por supuesto que a veces puede ser un poco caótico, pero al mismo tiempo tenemos la posibilidad de hablar entre nosotros en cualquier momento. Cuando trabajamos en una nueva colección, el equipo de diseño e ingenieros vamos hasta producción y podemos ver como se están haciendo las primeras gafas.

El conocimiento sobre producción, tecnología y el trabajo interdisciplinar son una gran inspiración. Si trabajáramos con una empresa de producción externa nos estaríamos perdiendo un contexto al que debemos estar conectados.

Por un lado es importante mantener este espíritu, pero a la vez ser conscientes de que existe una competencia global y debemos mejorar a todos los niveles. Estar mejor organizados, mejor estructurados y eso es todo un reto. Todavía tenemos mucho por aprender.

¿Cómo abordas el diseño de gafas?

La base pasa siempre por identificar el material con el que queremos trabajar. A partir de aquí desarrollamos una solución técnica y honesta que permite destacar las propiedades del material. Cuando ya tenemos una construcción nos aseguramos de que encaja perfectamente con la cara, hay muchas formas de ajustar los diferentes ángulos. Y luego decidimos si trabajar el material de una forma pura o hacer combinaciones. Este es un proceso que repetimos constantemente.

En paralelo, todo el equipo -yo incluido- visitamos muchas ferias y salones internacionales de diferentes sectores en busca de pequeñas innovaciones, tecnologías, materiales, ….

Para mí el diseño es como cocinar una receta, primero seleccionamos los ingredientes con los que vamos a cocinar. Es un proceso muy físico, con prototipos y ajustando sobre la cara.

Elegir los materiales en primer lugar tiene un fuerte impacto porque es inherente al diseño. No puedes desconectar la estética de la construcción y el material. Son un todo.

«No puedes desconectar la estética de la construcción y el material. Son un todo.»

¿Te ves a tí o al equipo de Mykita diseñando en otros campos?

Sí, aunque no puedo contar más. En este momento estamos trabajando en un par de proyectos porque queremos crear un universo más grande alrededor de Mykita.

Llevamos trabajando en ello mucho tiempo pero no saldrá a la luz hasta que sea exactamente lo que queremos.

Kamala Harris llevó unas gafas Mykita en el famoso vídeo «We did it Joe». ¿Cómo fue ese momento?

Esto ocurrió un sábado o domingo. Estábamos en nuestra casa de campo fuera de la ciudad y alguien nos envió el vídeo. Me quedé en shock positivamente.

Luego empezó un proceso interesante. Mucha gente nos decía tenéis que darle bombo, pero yo pensé: nunca nos hemos posicionado políticamente, ¿vamos a hacerlo ahora con fines comerciales? El departamento de ventas no podía creer ni que me lo estuviera planteando. Finalmente no lo publicitamos.

Sin embargo, fue un momento mágico.

Mykita x MM6 Maison Margiela, en su desfile FW20. D.R. @andersedstrom_photography

¿Llevas gafas de sol a diario?

Las llevo cuando realmente las necesito, cuando realmente hace sol. Por supuesto hay una parte estética pero sobre todo funcional. No entiendo a las personas que llevan gafas de sol en el interior… sobre todo porque los ojos son la parte más importante a la hora de comunicar.

¿Tienes alguna anécdota divertida con unas gafas de sol?

Recuerdo que, una vez, muy al principio, lanzamos nuestra primera colección de acetatos y un cliente me envió una caja con un modelo Mykita dentro. Al verlas dije, ¿qué les ha pasado?

Entonces él me contó que había estado de vacaciones en el Mediterráneo y que le cayeron las gafas al mar. Pero estaba tan obsesionado con ellas que contrató a un submarinista profesional para que las recuperara y las encontró. Debido a la sal y las rocas, la montura había quedado completamente desgastada y la lente también. La verdad que era un objeto maravilloso. Todavía lo conservo.

Tu modelo favorito de Mykita

Es imposible decidir, para mi todas tienen nombre. Pero si me dejas elegir tres diría:

Mykita Studio 12. D.R Cortesía de la marca
ALL ABOUT Mykita, por su director creativo, Moritz Krueger

Subscribe to stay up to date