Behomm, el intercambio de casas de creativos
Interview
Written by Marta de la Oliva
8.06.20

En 2006 Nancy Meyers ideó para la película The Holliday la trama perfecta para una comedia romántica: dos mujeres que decidían intercambiarse las casas durante unas vacaciones de navidad. Behomm funciona de la misma manera; Eva Calduch y su marido crearon la plataforma para poner en contacto a propietarios dentro de una comunidad de creativos que se intercambian las casas durante sus vacaciones.

¿Qué es Behomm?

Se trata de la primera plataforma de intercambio de casas para creativos y amantes del diseño. Los behommers amamos la belleza. En Behomm creemos que el intercambio de casas no es sólo una manera de conseguir alojarse en una casa bonita de forma gratuita en cualquier lugar del mundo, sino que se trata de compartir y crear vínculos personales, un ejemplo del enriquecedor movimiento de la economía compartida que está creciendo a nivel mundial. Creemos que compartir es el futuro.

¿Cómo y cuándo surgió la idea?

En casa somos apasionados home exchangers desde hace más de diez años y lo hemos hecho más de 25 veces. En marzo del 2013, creamos Behomm a raíz de nuestra necesidad personal, ya que sentíamos que en otras plataformas de intercambio de casas perdíamos mucho tiempo buscando personas como nosotros, con un gusto similar hacia lo bello.

Behomm es fruto de un sueño que ambos teníamos de crear una comunidad segura de amigos, todos apasionados de la estética, para compartir casas entre nosotros sin un intercambio monetario de por medio.

Propiedad nº416 en Bégica, . DR. Cortesía de Behomm.

¿Cómo funciona el intercambio? ¿Es posible que un viajero pueda ir a una de las propiedades cuando el propietario se encuentra ahí?

La idea es que tú te alojas en mi casa, mientras yo me alojo en la tuya. No hay intercambio alguno de dinero entre los miembros. La plataforma permite subir fotos de tu casa y que los miembros contacten entre ellos para acordar el intercambio.

Existen distintos tipos de intercambio: además de los simultáneos, se pueden hacer intercambios no simultáneos en periodos diferentes y, por supuesto, lo que llamamos “hospitality” en el que el anfitrión acepta invitados mientras sigue en casa. Otro modelo es el “couchsurfing”, que son periodos cortos de dos o tres días. Otra manera de disfrutar de la comunidad Behomm es lo que llamamos “Have a coffee” para poder conocer en persona a miembros mientras viajas y quedar para tomar un café o visitar juntos su zona. Los miembros pueden hacer tantos intercambios como quieran, los días que deseen. Tenemos miembros que hacen intercambios cortos de fin de semana y otros largos de tres a seis meses, incluso un año.

Somos de las pocas plataformas de intercambio donde legalmente no se puede ofrecer las casas en alquiler a los miembros ya que bajo nuestro punto de vista el alquiler es una experiencia totalmente diferente. El intercambio de casas se basa en la confianza y generosidad mientras que con el alquiler se trata de ganar dinero. Son conceptos opuestos que no deben mezclarse en un mismo servicio.

Propiedad nº276 en Gotland, Suecia. DR. Cortesía de Behomm.

¿Todo el mundo puede formar parte de la comunidad? ¿Cuáles son los requisitos para poder formar parte de Behomm y qué modelo de negocio sigue?

Behomm está abierto a los creativos y también a todos los amantes del diseño, tengan o no una profesión creativa. Nuestro criterio de selección se basa en la estética. La belleza es un concepto subjetivo. No consideramos que nuestro criterio sea el bueno-universal, en absoluto; es sólo el nuestro personal. Es difícil definir qué es la belleza para nosotros, lo que sí podemos afirmar es que para nosotros el buen gusto no tiene nada que ver con el lujo. Un piso pequeño con muebles de segunda mano puede ser más bello que una mansión con colmillos de elefante en el salón. Los pisos pequeños son más que bienvenidos en Behomm.

En Behomm caben también todos los estilos. La belleza no tiene un único estilo. Puede ser tanto un espacio minimal, como campestre o barroco. Hoy en día, con Internet, todos apreciamos poder acceder a una selección entre tanta inmensidad de datos. Nosotros hacemos ese trabajo para ahorrar tiempo y nuestro modelo de negocio se basa en las cuotas de los miembros.

¿Qué equipo humano hay detrás de la plataforma?

Con mi pareja, socio y padre de mis hijos, Agustí Juste, tenemos desde hace más de 25 años un estudio de diseño gráfico en Barcelona. Seguimos trabajando como grafistas compaginándolo con la dirección de Behomm y tenemos un equipo de cuatro personas más.

Propiedad nº478 en Cataluña. DR. Cortesía de Behomm.

¿En qué países está presente Behomm?

Behomm en estos momentos tiene casas en más de 50 países, repartidas por todos los continentes: desde zonas exóticas como Tailandia, Bali, el Caribe a pequeñas islas mediterráneas o escandinavas a grandes metrópolis como Nueva York, Tokyo, Londres, Paris, Amsterdam, Barcelona o Sydney. Actualmente se están incorporando también a Behomm muchas nuevas casas en  América  del Sur y Norte América.

¿Cuáles son las propiedades más especiales con las que cuentan?

Contamos con varias casas inusuales…desde un auténtico dammuso (construcción típica hecha con rocas) de 20m2 frente al mar en la Isla italiana de Pantelleria, hasta preciosos castillos que mezclan estilo antiguo y moderno del siglo XIV (en Puglia, la Toscana, la República Checa…). También tenemos graneros y cabañas en paisajes increíbles, bonitas casas barco, otras de madera frente al mar en Australia y Nueva Zelanda…lugares de ensueño ya sean propiedades pequeñas o enormes.

Propiedad nº276 en Gotland, Suecia. DR. Cortesía de Behomm.

¿Cómo prevéis que va a cambiar la manera de viajar después de la Covid-19?

Es por ahora difícil prever cuál será el cambio y de qué magnitud. Lo que venimos viendo desde hace un tiempo antes, incluso de que llegara esta emergencia sanitaria, es una tendencia a buscar la sostenibilidad y al viaje de proximidad. Los miembros nos comentaban que estaban buscando intercambiar en destinos más próximos a casa, incluso dentro de su mismo país y a los que sobre todo pudieran acceder en tren o coche para reducir su huella ecológica. El intercambio de casas es una forma sostenible de alojamiento para viajar, ya que utiliza recursos ya existentes (las casas de los miembros) y no hoteles o apartamentos que se construyen expresamente.

También hemos visto que muchos miembros nuevos prefieren alojarse en una casa particular que en un hotel por el menor riesgo al Covid-19. Todo indica que quizás esta será la tendencia también tras esta pandemia, un escenario con un modelo económico basado en el decrecimiento, en el que Behomm encaja perfectamente. La filosofía tras el intercambio de casas en plataformas como Behomm es precisamente experimentar y descubrir el mundo compartiendo casas y formas de vida de forma sostenible y local.

Behomm, el intercambio de casas de creativos

Subscribe to stay up to date