Christophe Chalvet: “Las redes sociales hacen que debamos proteger al sector del modelaje»
Interview
Written by Marta de la Oliva
19.05.20

Christophe Chalvet fundó Profile Models en 1986 y es la persona detrás del descubrimiento de grandes modelos como Rosie Huntington-Whiteley quien pasó de hacer prácticas en la agencia a convertirse en la modelo más demandada de esta. Conversamos con él sobre la evolución de los estereotipos de las modelos, el papel de las redes sociales y cómo es el trabajo de los agentes.

Con el paso del offline al online, hemos visto un gran cambio en la industria de la moda y la comunicación. ¿Cuáles son los  cambios más evidentes a los que han tenido que hacer frente desde la fundación de la agencia en 1986?

Sin ninguna duda, la introducción de los ordenadores supuso un gran cambio. En 1996, fuimos la primera agencia del Reino Unido que los utilizaba y fue una inversión que valió la pena, en los años siguientes todas las demás agencias apostaron por ello. La aparición de internet también supuso un antes y un después como elemento disruptivo con la invención del email y sobre todo la velocidad de comunicación entre el cliente y la agencia. En vez de enviar por fax los contratos, ahora podíamos escanearlos y enviarlos a través de internet. También destacaría la rapidez con la que podemos trabajar con las modelos gracias a ello: antes, debíamos localizarlas por teléfono para informarles de los horarios que debían cumplir, ahora les enviamos un correo electrónico. No obstante, creo que el cambio más abrupto lo han proporcionado las redes sociales, ya que la mayoría de la población tiene acceso directo a todo a través de sus móviles de los que no nos despegamos ni un momento durante los siete días de la semana.

Campaña de @georgiehobday de @profilemodels.

En un artículo reciente de Business of Fashion sobre la industria de los modelos, se aseguraba que existía un patrón por el cual el estereotipo de la belleza iba cambiando cada diez años. ¿Cree que existe esa regla? ¿Cuáles fueron los estereotipos en los 90, en los 2000 y cuáles son los que se estilan hoy en día?

Estoy convencido de que los estereotipos cambian, pero no cada diez años sino ¡muchísimo más rápido! En los 90 la modelo más buscada era la chica Bond de belleza clásica y saludable. A medida que nos adentrábamos en los 2000 el estereotipo era más “de la calle”, chicas que con las que el público pudiera identificarse. Ahora mismo, las reglas han cambiado y ya no hablamos de modelos altas y bajas, sino que se ha abierto un nuevo paradigma: alta, baja, guapa, simpática, bajita o alta… lo que solemos denominar el “Manchester look”. La altura se ha reducido considerablemente a medida que Instagram se ha vuelto más importante: si quedas bien en las fotos aunque seas baja, es probable que las marcas quieran trabajar contigo. Por lo tanto, las redes sociales crean modelos que en los 90 no hubieran podido serlo por no ajustarse a los criterios. Estas chicas suelen triunfar en ciertos campos, pero suelen tener dificultades para trabajar con las grandes firmas. Obviamente, hay excepciones y las mejores tienen el potencial suficiente como para hacerlo, como es el caso de Kendall Jenner y Gigi Hadid.

«Kendall Jenner y Gigi Hadid no eran modelos que se han convertido en estrellas de las redes sociales, sino estrellas de las redes sociales que se han convertido en modelos»

Hemos visto cómo modelos como ellas,  Kendall Jenner y Gigi Hadid, han obtenido una mayor atención de las marcas por su gran porcentaje de seguidores en las redes sociales, ¿qué opina respecto a este tema?

Nadie ha subestimado el poder de las redes sociales y creo que se supo reconocer a tiempo. Así, hemos visto cómo modelos que no lo eran han atraído a grandes marcas. Ellas no eran modelos que se han convertido en estrellas de las redes sociales, sino estrellas de las redes sociales que se han convertido en modelos.

Las que no tienen millones de seguidores luchan por encontrar trabajos bien remunerados en las redes sociales y, a menudo, sucumben a aceptar trabajos que sus agentes podrían haber podido negociar a precios mucho más altos. En este aspecto, se corre el riesgo de dañar el nivel de exclusividad e imagen de las modelos, ya que deben ser conscientes de que las grandes marcas utilizarán los canales de las redes sociales para pagarles menos. Suelen darse situaciones con la cláusula de exclusividad presente en los contratos que impide que los modelos trabajen para ciertas marcas si lo han hecho para otras consideradas competencia y es algo que deben tener en cuenta al aceptar ofertas de clientes a través de las redes sociales, pero sucede con demasiada frecuencia. Tengo mucha experiencia en el trato con modelos que han aceptado trabajos por 500 libras o menos mientras estábamos negociando un trato por valor de diez veces más con una marca de la competencia para la misma modelo. En el momento en que la modelo publica en sus redes el primer trabajo, la otra negociación termina y nunca suelen querer contar con ella para ningún otro trabajo. Estas situaciones significan un gran reto para los agentes y las modelos desde la aparición de las redes sociales.

Kendall Jenner y Gigi Hadid para Burberry. DR Cortesía de la marca.

Profile Models está considerada como una de las mejores agencias de Londres. ¿Cómo ve la evolución de la semana de la moda de la ciudad en comparación con París, Nueva York o Milán?

La semana de la moda de Londres siempre ha estado en medio de la de Nueva York y Milán, las cuales son eventos mucho más grandes y hacer algo de tal magnitud aquí se ha convertido en algo casi imposible. La cantidad de dinero que genera Nueva York o París está muy lejos de la de Londres. Lo que creo que tenemos en Londres es la creatividad y la voluntad de ser diferentes, pero desafortunadamente, eso no es suficiente para ponernos a la altura de Nueva York, Milán o París.

«El salto de una modelo de Europa a Estados Unidos es vital para alcanzar el éxito en la moda. Tanto Rosie  Huntignton-Whiteley como Suki Whaterhouse son excelentes ejemplos del desarrollo profesional y el éxito que buscamos en Profile»

Su agencia está detrás del descubrimiento de grandes caras conocidas dentro de la industria como Rosie Huntington-Whiteley o Suki Waterhouse. ¿Cómo fueron sus descubrimientos y qué opinión tiene sobre la evolución de sus carreras?

Rosie entró en nuestro equipo para hacer prácticas cuando tenía diez y seis años y vimos que tenía mucho potencial. Le hicimos algunas polaroids y dieron un resultado fantástico, tanto que su primer trabajo fue casi de inmediato. Luego decidió dejar sus estudios para poder centrarse en su fabulosa carrera de la que todos estamos muy orgullosos. En el caso de Suki, entró un día en la agencia y decidimos representarla porque creíamos que tenía algo que otras agencias no podían ver en ella. Contra todo pronóstico, tuvo éxito muy rápido y se mudó a Hollywood para hacer crecer su carrera, como lo hizo Rosie en Nueva York. Este paso de Europa a Estados Unidos es vital para alcanzar el éxito en la moda. Tanto Rosie como Suki son excelentes ejemplos del desarrollo profesional y el éxito que buscamos en Profile.

Polaroids de Suki Whaterhouse.

«Una vez se ha establecido una conexión personal con un modelo, la confianza mutua crece y, en consecuencia, sus opciones comienzan a convertirse en trabajos»

Al ser una agencia boutique, ¿cuál es su relación que el equipo establece con los modelos, especialmente en una industria tan acelerada?

Ser una agencia boutique tiene grandes ventajas. Siempre hemos estado cerca de nuestros modelos, es algo que define Profile Models. Nos preocupamos por ellos, tenemos una relación cercana y nos tomamos el tiempo para desarrollar una estrategia para su carrera. A pesar del ritmo frenético de la industria, nuestro trabajo es hacer entender a los nuevos rostros que no siempre los trabajos surgen de manera inmediata y su book siempre tiene que estar actualizado para poder establecer una estrategia a largo plazo. En nuestra agencia, los modelos no suelen ir y venir debido a la importancia que damos a la construcción de una relación sólida con ellos. Una vez se ha establecido una conexión personal con un modelo, la confianza mutua crece y, en consecuencia, sus opciones comienzan a convertirse en trabajos. Así es como construimos sus carreras y les damos, desde el principio, la mayor oportunidad de tener éxito en el mundo de la moda, algo por lo que estoy seguro que Rosie o Suki están muy agradecidas.

Polaroids de Rosie Huntington-Whiteley para Profile Models.

¿Cómo prevé el futuro de la industria de la moda y el de las modelos? ¿Qué cree que está cambiando y cambiará?

Espero que los desfiles de moda sigan siendo una parte fundamental de la industria, ya que son una forma fantástica de exhibir el talento de los diseñadores, maquilladores y modelos. Por supuesto, la publicidad continuará y, como tal, también lo hará la necesidad de modelos, pero me gustaría ver que las redes sociales se igualen y reajusten un poco para diferenciarse de la industria del modelaje. De esta forma protegeremos la exclusividad, la eternidad y el glamour de las modelos.

Christophe Chalvet: “Las redes sociales hacen que debamos proteger al sector del modelaje»

Subscribe to stay up to date