El por qué del éxito de Euphoria
Article
Written by Marta de la Oliva
7.03.22

Tras el último capítulo de la segunda temporada de Euphoria, analizamos los elementos que le han convertido en una serie de éxito

En el verano de 2018 se estrenó Euphoria, una de las primeras grandes apuestas de producción propia de HBO tras Game of Thrones. Poco se sabía de la serie en ese momento: una joven Zendaya co-producía la serie tras el éxito de The Greatest Showman y buscaba desmarcarse de su faceta de chica Disney. En la silla del director, descubríamos a un desconocido Sam Levinson, quien ya había firmado el guión de algunos films de HBO. El elenco, sin contar con Eric Dane (Grey’s Anatomy) y Sydney Sweeney (The Handmaid’s Tale), era anónimo, lo que no predecía una gran atención del público, a pesar de contar con productores como el cantante Drake. No obstante, Euphoria, que era una adaptación de una serie israelí, empezó a recibir una respuesta positiva de la crítica, un mes más tarde de su estreno se anunció que tendría una segunda temporada y recibió nominaciones para los los Emmys. Pero, ¿cuáles son los elementos que la han convertido en un éxito?

La dirección de fotografía

Uno de los elementos que más han diferenciado a la serie de otras producciones para televisión, es la dirección de fotografía. En la primera temporada, la paleta de colores morados con una baja exposición y el ritmo (véase cómo empieza cada capítulo, con un resumen de la infancia de cada personaje), marcó el tono que conquistó a los espectadores. En la segunda temporada, en cambio, Levinson y Marcell Rév, el director de fotografía, lo tenían claro: “No queríamos repetirnos”. Por ello, decidieron grabar gran parte de la segunda temporada con cámaras analógicas. Así lo explica el Rév en una entrevista concedida para Indie Wire, “la primera temporada era muy contemporánea, mientras que la segunda es más íntima ya hay muchas tramas basadas en recuerdos”. Grabar en analógico da un resultado diferenciador, no obstante, es mucho más difícil, aparte de lento, ya que toda la iluminación es distinta a la digital y, además, ni los actores ni nadie del equipo puede ver al momento lo que se acaba de rodar. Por ejemplo, la escena de la persecución de Rue en el capítulo seis comportó más de dos meses de rodaje.

En esta segunda temporada, también vemos analogías a fotografías o personajes como la recreación de Rue y Jules de romances icónicos, la escena en la que Cassie está rodeada de flores y, por supuesto, el cambio de realidad/ficción en las escenas de la obra de teatro de Lexie.  “Queríamos aproximarnos a un limbo espiritual creando escenarios que no parecieran reales”, afirma Rév.

El equipo

Normalmente, en una serie en la que las tramas se centran en las vivencias de adolescentes, los actores del elenco tienen un gran peso para medir el éxito de la producción a los ojos del público. No obstante, en Euphoria, la balanza se equilibra entre el equipo de producción y los actores. Así, por ejemplo, los equipos de maquillaje o vestuario han recibido el reconocimiento de los espectadores. Donni Davy es quien capitanea el equipo de make up artists de la serie y una de las responsables de la vitalidad de los looks de sombras de ojos de colores y eye-liners imposibles. En su cuenta de Instagram, explica el por qué de cada look y entendemos que en esta serie nada está dejado al azar. Así, descubrimos la razón por la cual, en los dos últimos capítulos, el look de Cassie da un giro: está más pálida de lo habitual, más rubia, con ojos más marcados. ¿La razón? Buscaban que estuviera a medio camino entre la estética de Maddy y Jules, los dos personajes que más atraen a Nate en la primera temporada.

En el vestuario, esta temporada vemos piezas de diseñador como el vestido verde de Jacquemus de Maddy en la obra de teatro de Lexie, pero también muchas piezas vintage, algo con lo que Alexa Demie (Maddy) colaboró con el equipo de vestuario. “Cuando el equipo de arte estaba creando el armario de la madre del chico al que cuida Maddy, teníamos la opción de llenarlo con ropa de diseñador, no obstante, decidimos apostar por ropa vintage ya que cuando se estrenara la serie, no queríamos que las piezas fueran reconocibles de los desfiles de la temporada anterior. Alexa nos ayudó, junto con una amiga suya que tiene ropa vintage, a resolver esa problemática”, afirma Heidi Bivens, del departamento de vestuario de la serie.

Y por supuesto, no podemos dejar pasar una mención al elenco: desde Zendaya y su complejísima interpretación de una adolescente drogadicta, pasando por el acento australiano oculto de Jacob Elordi (Nate Jacobs) en un personaje totalmente introspectivo, la maduración de Jules (Hunter Schafer) respecto a la primera temporada, los demonios de Cassie (Sydney Sweeney), el resurgir de Lexie (Maude Apatow), la seguridad de Maddy, la indecisión de Kat (Barbie Ferreira), la fidelidad a la familia de Fezco (Angus Cloud)… y un largo etcétera.

Todos ellos han llamado la atención de firmas como es el caso de Valentino, Boss, Prada, Ami, Calvin Klein, Fenty, Mac, etc. Que les han llevado a protagonizar sus campañas.

Las tramas

El día antes que se estrenara la segunda temporada, Zendaya colgó un comunicado en su perfil de Instagram asegurando que “Euphoria no está pensada para audiencias jóvenes” y pedía que la audiencia se abstuviera de ver la serie si no se encontraba con la fortaleza mental suficiente para hacerlo. Y es que las tramas giran entorno a los demonios de adolescentes con un alto contenido centrado en sustancias tóxicas, sexo e identidad personal. El guión roza, a veces, el punto de la irrealidad ya que puede resultar inverosímil que adolescentes de diecisiete años puedan tener estas vivencias.

Mientras que en la primera temporada (quizás por cautela a que no hubiera una segunda), las tramas tienen un principio y un cierre, en la segunda vemos como muchas quedan abiertas. Así lo explica la creadora de contenido Gigi Vives en un vídeo en TikTok, plataforma que ha utilizado para comentar los capítulos tras su emisión: “Rue debe dinero a esa señora tan mala y no se ha vuelto a saber nada de eso”. También destaca la desaparición de personajes como Mckensey, a la que añadimos la repentina aparición de BB, la amiga de Cassie, Maddy y Kat, en el último capítulo después de desaparecer desde la mitad de la primera temporada.

La banda sonora

El último factor que no podemos dejar de destacar es la banda sonora creada por Labrinth para la serie. El estilo del cantautor y productor llamó la atención de Levinson por su capacidad de mezclar distintos estilos musicales. Labrinth declaró para la revista Rolling Stone: “cuando echo la vista atrás a mis años de adolescente, me transporto a una época semi mágica y loca, rozando lo psicótico. Quería asegurarme que la música te diera esa sensación”

Así, temas como Still Don’t Know My Name o Mount Everest se convirtieron en los temas más escuchados de las listas de éxito del verano de 2018. También, en ambas temporadas, los actores participaron de la banda sonora como es el caso de Zendaya en All For Us y I’m Tired para la primera y segunda temporada respectivamente; o Dominic Fike con Elliot’s Song compuesta por Labrinth y su mujer. El productor, también fue invitado por Levinson a participar en uno de los capítulos como actor.

Podríamos seguir mencionando más elementos de la serie, pero dejamos el debate abierto a vosotros, en nuestros Instagram stories. Mientras, nos queda volver a ver las dos temporadas de las serie para apreciar todos estos aspectos y descubrir muchos más hasta el estreno de la siguiente.

El por qué del éxito de Euphoria

Subscribe to stay up to date