Intercambiar ventanas como forma de viajar en tiempos de restricciones
Article
Written by Ivet Puig
4.03.21

Aunque lo digital nunca podrá sustituir a las experiencias que vivimos en primera persona, Window Swap es una forma entretenida y muy convincente de evadirse y descubrir el mundo sin salir de casa.

En mayo de 2020, durante el período de confinamiento más restrictivo, Sonali y Vaishnav se sentían atrapados y ansiosos en su pequeño apartamento de un dormitorio en Singapur. «Tenía una vista bonita pero sosa de un edificio de cristal reflectante, no muy interesante», nos cuentan. «Como nosotros, todos nuestros amigos se estaban cansando de sus vistas».

Precisamente, uno de ellos subió una historia de Instagram «con unas vistas preciosas» de Barcelona, hablando de lo cansado que estaba de ellas. «Vaishnav y yo pensamos lo mucho que nos gustaría poder intercambiarnos con él, y entonces se nos ocurrió la idea de que ya que no podíamos cambiar de lugar quizás podíamos intercambiar las vistas de nuestras ventanas y así sentirnos en otro sitio por un rato».

Así es como nació Window Swap una plataforma digital y colaborativa de intercambio de vistas que se presenta como una opción realista -y convincente- de descubrir mundo sin salir de casa y con tan solo un click. Aunque la iniciativa no tiene ni un año de vida ya cuenta con más de 45K seguidores en Instagram y centenares de vistas compartidas por parte de una comunidad verdaderamente internacional. “Sentimos que nos ha tocado la lotería”, explican sus fundadores.

Según nos cuentan, se trata de una idea que “traspasa fronteras” ya que personas de todo el mundo se han sumado a compartir sus vistas “con la esperanza de ayudar a alguien, en algún lugar, de alguna manera”. Vaishnav y Sonali creen que el sentimiento de “unión, sinceridad y de comunidad” que se ha generado entorno a Window Swap es la clave de su éxito y una de las razones por las que la gente quiere formar parte de esta iniciativa.

Personas de todo el mundo se han sumado a compartir sus vistas “con la esperanza de ayudar a alguien, en algún lugar, de alguna manera”

En referencia a las vistas que comparten, aseguran que intentan ser representativos en cuanto a países y tipos de vistas. Así, al entrar en su web tan pronto te encuentras mirando por una ventana con vistas a los románticos tejados de París, como en una casa en medio de la nada en Escocia, en las ruidosas calles de la India o admirando el privilegio de vivir en frente del mar en Nueva Zelanda.

Aunque viajar ha quedado fuera de nuestro alcance, esta forma de descubrir mundo es bastante saciante y, según sus fundadores, transmite el mismo sentimiento que te invade cuando llegas a un Airbnb y miras por la ventana: “Te ofrece una vista muy íntima y local del lugar”.

Ventana de Mark en Wellington, Nueva Zelanda. D.R.
Ventana de Clara en París, Francia. D.R.
Ventana de Ken en Madrid, España. D.R.
Ventana de Heather y Joey en Escocia. D.R.
Ventana de Karim en Singapur. D.R.
Ventana de Mary en Lakeside, EEUU. D.R.
Ventana de Karina en Kazan, Rusia. D.R.
Ventana de Myles en Johannesburgo, Sudáfrica. D.R.

Sin embargo, desde que nació, “Window Swap se ha convertido en mucho más que únicamente una forma de viajar virtualmente”, aseguran sus fundadores. En este sentido detallan que la gente utiliza Window Swap para “relajarse, reflexionar y escapar del estrés del día a día” por lo que “se ha convertido en una fuente de calma para los que sienten ansiedad y una clara fuente de inspiración para aquellos en el mundo del arte”.

Por ello Vaishav y Sonali decidieron crear una sección dentro de la plataforma llamada WindowSwap Artists en la que se exponen diferentes obras artísticas inspiradas por las ventanas de su comunidad.

En este espacio destaca una colaboración con Rhye, el proyecto de R&B del cantante Mike Milosh. Este presentó su último disco “Home” compartiendo las vistas desde cada una de las ventanas de su casa en California de tal forma que, al mirar por cada una de ellas, se escucha una de las canciones de fondo.

Para el artista el concepto casa “trasciende lo material. El hogar es un espacio seguro para la creatividad y un punto de anclaje para el arte. Porque la inspiración no siempre entra por la ventana sino que también se encuentra dentro”.

Ventanas de la casa de Rhye en California compartidas en Window Swap. D.R.

De este modo, Mike Milosh comparte las vistas a un atardecer idílico, un baño con vistas espectaculares o su gato moviéndose en la oscuridad. “Se trata de un formato que permite hacerte una idea del mundo del artista”, destacan desde Window Swap.

Además la plataforma ya cuenta con diez colaboraciones con artistas de distintas partes del mundo programadas con las que ofrecerán nuevos contenidos en los próximos meses. “Seguiremos incluyendo artistas de todo el mundo y de todos los niveles para que encuentren en Window Swap un espacio en el que expresarse”, agregan.

Preguntados por el significado que han adquirido nuestras ventanas en el último año, estos dos emprendedores contestaron: «por ahora, parece que son nuestra única conexión con el mundo exterior«.

Intercambiar ventanas como forma de viajar en tiempos de restricciones

Subscribe to stay up to date