La Bionda Begur, el refugio viral de la Costa Brava
Article
Written by Emma Mariscal
28.07.20

La apertura de un pequeño hotel boutique en Begur ha revolucionado la Costa Brava esta temporada. De Juan Avellaneda o Alex Riviere, pasando por Coco Constans, son numerosos los personajes vinculados al mundo de la moda que ya han pasado por sus preciosas habitaciones, y fotografiado su cuidada decoración. ¡Toma nota!

Su inauguración estaba prevista para el mes de abril, pero debido a la pandemia se hizo de rogar un poco más… Y cuando finalmente abrió sus puertas, coincidiendo con la desescalada, La Bionda no tardó en convertirse en el place-to-be del momento. Y no es de extrañar.

Cuidadosamente restaurado y decorado por Quintana Partners Studio, el antiguo edificio del s.XVII -ubicado en el casco histórico de la pequeña localidad gerundense- es hoy un precioso hotel de diseño con solo 8 habitaciones, todas distintas entre sí, que encierra un sinfín de historia e historias.

“El diseño de la casa cuenta la historia de una mujer que durante los años treinta alojaba en este hogar a mujeres influyentes de la época -representadas todas ellas por Ivan Forcadell en un impresionante mosaico a la entrada-. Intelectuales, escritoras, actrices, cantantes, artistas, deportistas, mujeres de todo el mundo que ocupaban un lugar destacado a principios de siglo XX”, narra Carla Lloveras, su fundadora y directora. Un poco el mismo público que ahora ha caído rendido a sus pies, protagonizado por fotógrafas, editoras, estilistas…

Y es que el hotel ha sido concebido por y para amantes de la estética. Ni más ni menos. Según entras, atravesando el mosaico de Hisbalit que sirve de cartel de bienvenida, no hace falta ir mucho más allá de la recepción para darse cuenta de ello. Presidida por un mueble antiguo de hotel restaurado -al más puro estilo Wes Anderson-, deja claro que ningún detalle ha sido dejado al azar.

Dentro, obras de arte de aire dieciochesco, firmadas por Michael Taylor y Jean Picart Le Doux, se entremezclan con lámparas de mimbre creadas a medida por los interioristas, sofás de anticuario retapizados por Güell-Lamadrid, iconos del diseño del s.XX, como las sillas de Baumann o las piezas de Fornasetti… Ninguna estancia es igual a otra; y en todas hay algún pequeño ‘tesoro’ en forma de arte o diseño.

En la planta baja, un amplio salón sirve de espacio polivalente en el que descansar y relacionarse con el resto de los huéspedes con una copa en la mano mientras que fuera, un coqueto invernadero con una mesa común hace las veces de comedor. La vajilla, por supuesto, también es especial: fue creada ex profeso por el ceramista Pau Costa.

Un paraíso estético, en definitiva, muy cerca de las maravillosas calas y pequeñas localidades de la Costa Brava.

La Bionda Begur, el refugio viral de la Costa Brava

Subscribe to stay up to date