LRNC, del salón a tu armario
Article
Written by Emma Mariscal
12.06.20

Laurence Leenaert es belga y es la persona que se esconde tras las siglas LRNC: el concepto marroquí que conquistó las redes a través de la decoración y que ahora estrena línea de moda.

Desde que la belga Laurence Leenaert decidiese dar un giro a su vida y entregarse a su pasión por la cerámica y los textiles marroquíes, en 2013, sus reconocibles diseños, firmados tras las siglas LRNC, han formado parte de la wishlist de cualquier amante del diseño… y ahora también de la moda. Porque no conforme con enamorar a los primeros con sus elementos decorativos, decidió lanzar una pequeña cápsula con prendas y sandalias inspiradas en el estilo que la lanzó a la fama. Auténticos objetos de deseo.

Al instalarse en Marruecos, fascinada por sus colores, gentes y artesanía, Laurence empezó a producir objetos cerámicos -tales como jarrones, tazas o lámparas- y textiles, con las alfombras como producto estrella, inspirados por los motivos de culto clásicos de las distintas tribus del país. No dudó el olvidarse de su etapa anterior, como diseñadora de bolsos en Bélgica, y entregarse al saber hacer marroquí en un ámbito hasta aquel momento inexplorado para ella: la decoración.

Casi sin darse cuenta, su nombre y su firma empezaron a ser conocidos en todo el mundo y sus diseños se convirtieron en un auténtico icono del gusto millennial. La combinación de colores, formas orgánicas, casi ‘matissianas’, y una factura artesanal que hace única cada pieza no tardó en convertirse en su seña de identidad. Ahora, también en sus diseños ready-to-wear, también íntegramente producidos en Marruecos y que seguramente no tardarán en copar los armarios más estilosos.

Además de sus sandalias planas de piel, rápidamente convertidas en producto icono, la diseñadora propone monos, abrigos ligeros, camisas y camisetas tanto para mujeres como para hombres. Los tejidos son linos y algodones -perfectos para el calor- decorados con motivos directamente extraídos de los textiles que hicieron famosa la marca. Porque, ¿quién no querría llevar siempre consigo su obra de arte preferida?.

LRNC, del salón a tu armario

Subscribe to stay up to date