Esta es la ropa de cama -made in Spain- de los mejores hoteles ‘boutique’
Article
Written by Ivet Puig
26.06.20

Con el afán de ofrecer una experiencia personalizada, los hoteles boutique  miman al máximo los detalles. Dentro de sus habitaciones, las sábanas y mantas ocupan una parte importante del  recuerdo del huesped y varios nombres hoteleros coinciden en elegir España como proveedor. Te descubrimos cuál es su selección y dónde encontrarlas.

El concepto de hotel boutique se utiliza para referirse a aquellos hoteles que ofrecen un ambiente íntimo y poco convencional. Aunque no existe ninguna regulación que defina con exactitud tales alojamientos, por norma general se trata de hoteles con pocas habitaciones con la finalidad de ofrecer a sus clientes una experiencia única y personalizada.

El término se empezó a utilizar en los años 80 para denominar aquellos hoteles que, en contraste con las grandes cadenas hoteleras, se nutrían de la cultura y el ambiente autóctonos del lugar en el que se encontraban, adquiriendo así una personalidad propia.

La exclusividad que ofrecen estos hoteles se consigue a través de su tamaño y, muchas veces también gracias a su entorno y las propias instalaciones, por lo que el cuidado por los detalles y la decoración adquieren una relevancia superior a la de cualquier hotel convencional.  Arquitectura, distribución del espacio, muebles, materiales, texturas, luz y elementos decorativos, todo contribuye a crear ese ambiente deseado.

La interiorista Sandra Tarruella asegura que cada hotel es un mundo y su interiorismo se trabaja en relación al lugar en el que se encuentra y lo que se quiere transmitir. Sin embargo, a pesar de los esfuerzos de diferenciación, existe una marca española cuyas mantas constituyen el denominador común de varios hoteles boutique de todo el mundo.

Es el caso de Teixidors, un taller situado en Terrassa (Barcelona) que confecciona de forma totalmente manual ropa de cama y del hogar. Sin embargo, lo que hace más especiales sus productos es que la empresa nació con el cometido de convertirse en un centro ocupacional para personas con diversidad funcional.

El centro no solo ha conseguido dar trabajo, habilidades e independencia a estas personas, también ofrecer un producto contemporáneo, hecho a mano, respetuoso con el medio ambiente y de una gran calidad. A través de telares manuales de madera transforman materias primas como la lana merino, el cashmere, la seda o el yak en piezas singulares. Como toda pieza artesanal, su valor recae en las imperfecciones y la individualidad de cada tejedor que se reflejan en ella.

Sus mantas acostumbran a tener el color de las fibras naturales con las que se tejen y el ribete que se utiliza para su acabado se ha convertido ya en su elemento insignia. Además no requieren procesos de acabado sofisticados. Una vez tejidas se lavan con jabón ecológico a una temperatura y tiempo concretos para que los materiales desprendan su propiedades naturales.

Sandra Tarruella, que se encargó del interiorismo del nuevo hotel boutique Casa Cacao (Girona), explica que su objetivo era transmitir “la sensación de las cosas cuidadas con amor, la cercanía del hogar, el cuidado de los detalles a nivel de piel, con un guiño a la época del edificio donde el lujo es el espacio, el confort acústico, lumínico, el tacto…” y confiesa que eligió las mantas de Teixidors “precisamente por su belleza formal y moral, y su extrema calidad”.

Preguntada por si le sorprende que estas mantas se encuentren en otros hoteles boutique, la interiorista contestó: “en absoluto, hay que apostar por iniciativas de este nivel de calidad y compromiso social, soy fan”.

 

Mantas de Teixidors. D.R. Cortesía de la marca

Os dejamos con una pequeña guía de los hoteles boutique en los que experimentar las mantas de Teixidors:

Hotel Casa Cacao – Girona

Situado en el centro histórico de Girona, este hotel de 15 habitaciones es propiedad de los reconocidos hermanos Roca, propietarios del Celler de Can Roca. Sus habitaciones tienen un diseño moderno y elegante. Pero la singularidad de este hotel boutique se encuentra en su “Bar Cacao”, un espacio en el que degustar todas las elaboraciones de chocolate que se preparan en su taller artesanal.

Entrada del Hotel Casa Cacao en Girona. D.R. Cortesía del hotel
Habitación en Casa Cacao Girona. D.R. Cortesía del hotel

Hotel Schgaguler – Castelrotto (Italia)

Este hotel ha sido un negocio familiar desde 1986, pero se renovó por completo en 2018 creando un antes y un después en su historia. Situado en el sur del Tirol, en frente de las Dolomitas, es un lugar privilegiado para disfrutar de un entorno natural durante todo el año. Su arquitectura e interiores son del todo minimalistas y se reducen a lo esencial, cediendo todo el protagonismo al paisaje que se observa desde todo el hotel gracias a sus grandes ventanales. El hotel también cuenta con un restaurante que combina la cocina alpina y mediterránea y una zona de spa.

Fachada del Hotel Schgaguler. D.R. Cortesía del hotel
Habitación en el Hotel Schgaguler con manta y cojines de Teixidors. D.R. Cortesía del hotel

Margot House – Barcelona

Situado en el mismísimo Paseo de Gracia de Barcelona, en frente de la Casa Batlló, este hotel boutique pasa desapercibido para ofrecer a sus huéspedes privacidad y exclusividad en una de las vías más turísticas de la ciudad. Su capacidad máxima es de 18 huéspedes, que pueden disfrutar de un interiorismo cuidado hasta el más mínimo detalle. Colores claros y materiales nobles consiguen crear un ambiente relajado y acogedor.

Margot House en Barcelona. D.R. Cortesía del hotel
Habitación con vistas al Paseo de Gracia en Margot House. D.R. Cortesía del hotel

Memmo Alfama Hotel – Lisboa (Portugal)

Situado en el popular Barrio de Alfama de la capital portuguesa, este hotel boutique es el punto de partida perfecto para recorrer sus calles estrechas y descubrir sus tiendas y restaurantes. Aunque su interior tiene un estilo contemporáneo, el edificio original del siglo XIX se integra perfectamente en su entorno y cuenta con 42 habitaciones. Su terraza con servicio de bar y piscina, es un lugar excelente para disfrutar de las vistas sobre la ciudad y el río Tagus.

El Hotel Memmo Alfama desde el exterior. D.R. Cortesía de la marca
Una de las 42 habitaciones del Hotel Memmo Alfama. D.R. Cortesía del hotel
Esta es la ropa de cama -made in Spain- de los mejores hoteles ‘boutique’

Subscribe to stay up to date