Las tendencias que definirán la industria de la moda en 2022
Article
Written by Ivet Puig
18.01.22

En nuestro último artículo, acudíamos a la pasarela para predecir cuales serán las principales tendencias del año 2022 en lo que a ropa, zapatos y accesorios se refiere. Pero, ¿cuáles serán las tendencias que marcarán la industria de la moda a nivel de negocio? Recorremos a los informes más respaldados del sector para que puedas anticiparte.

Antes de empezar a predecir, es bueno recordar la situación en la que se encuentra la industria de la moda y la economía global en este momento. Mientras que la demanda por parte de los consumidores es buena, la vigente crisis de suministros está poniendo obstáculos a las cadenas de producción, aumentando costes y, en muchos casos, también dificultando la entrega del producto final.

Además, la afectación desigual del coronavirus en las diferentes partes del mundo resulta en una recuperación también desigual, por lo que es complicado que la logística pueda mejorar en estas circunstancias.

Dicho esto, las empresas que formen parte de la industria de la moda deben prestar atención a los cambios de comportamiento por parte del consumidor, y también a novedades que pueden introducirse y afianzarse a lo largo de este año con respecto de la forma de vender, de producir y de comunicar.

D.R. Via Instagram @mvb

Cambios por parte del consumidor

En cuanto al perfil del consumidor para este 2022, el informe anual The State of Fashion elaborado por Business of Fashion y la consultora McKinsey, habla de tres situaciones a tener en cuenta. 

Por un lado, el sector del lujo siempre se ha visto beneficiado del turismo, siendo uno de sus principales targets. Sin embargo, no se prevé que el sector recupere la normalidad hasta el año 2023 o 2024. Es por ello que las marcas de lujo deben reinventar sus estrategias para dirigirse a un consumidor más local, tanto en sus espacios físicos como en sus canales de e-commerce. Al mismo tiempo que deben replantear su presencia internacional.

En segundo lugar, el informe habla de un cambio de intención por parte de los consumidores. Después de haber gastado en sportswear y loungewear durante los dos últimos años, ahora tiene interés por otras categorías. Esta demanda de novedad coincide además con cada vez menos restricciones, la posibilidad de pasar más tiempo fuera de casa y en entornos sociales, lo que inevitablemente significa una nueva forma de vestir.

En este punto, las marcas deben centrarse en desarrollar productos basados en datos de demanda y ajustando su inventario para adaptarlo a los nuevos estilos de vida.

Además de los datos obtenidos de forma interna a través de la interacción con el consumidor, las marcas pueden acudir a plataformas como Lyst, en la que se predicen las tendencias del momento en base a las búsquedas por parte de los usuarios.

Por ejemplo, en su último informe en el que se predicen las tendencias para 2022 la plataforma ha detectado un aumento de búsquedas del 37% de la palabra clave “hongo”, en referencia a eco-alternativas que sustituyen el cuero y que por ejemplo ya utilizan firmas como Stella McCartney o, más recientemente, Hermès.

Bolso Stella McCartney. D.R. Cortesía de la marca

Por último, The State of Fashion también alerta del creciente interés de los consumidores por el ‘metaverso’, la palabra de moda del momento. En este sentido, el informe argumenta que los consumidores pasan cada vez más tiempo online y que, por otro lado, empieza a existir un cierto hype alrededor del metaverso con el lanzamiento de algunos bienes virtuales. A pesar de que el concepto todavía nos queda lejos a la mayoría de nosotros, puede ser una buena oportunidad para tantear nuevas líneas de negocio inexploradas, como por ejemplo el potencial de los NFTs (siglas en inglés para Non Fungible Tokens), así como los videojuegos y la moda virtual.

Según el informe, adentrarse en el metaverso puede desbloquear nuevas formas de conectar con las generaciones más jóvenes, además de ofrecer experiencias más creativas de compra y la construcción de una comunidad.

La primera prenda NFT de Laagam. D.R.

Las marcas deben centrarse en desarrollar productos basados en datos de demanda y ajustar su inventario para adaptarlo a los nuevos estilos de vida.

Innovación

Por otro lado, The State of Fashion habla de otro tipo de tendencias que nacen de la innovación en diferentes ámbitos del sector. Tendencias que ya se dejaron entrever en 2021 aunque de una forma muy incipiente pero que podrían afianzarse en 2022.

El llamado ‘social shopping’ es decir, la compra a través de redes sociales, es un tipo de experiencia de compra que está teniendo cada vez más aceptación tanto por parte de marcas, como de consumidores e incluso de inversores. Según el informe, la clave de su éxito está en que se trata de una experiencia de compra sin barreras que permite desde el descubrimiento hasta la compra. En este sentido, aconseja a las marcas mejorar la experiencia de compra in-app, desde las aplicaciones, así como experimentar con tecnologías como el livestream o la realidad aumentada.

Por otro lado, en referencia a la sostenibilidad, la moda debe moverse hacia un sistema de producción circular (close-loop en inglés) con el fin de reducir su impacto ambiental. Si las marcas adoptaran este sistema, se limitaría la extracción de materias primas vírgenes y a la vez se reducirían los residuos textiles después de su uso. Hay varias tecnologías que persiguen este objetivo y que todavía se encuentran en fase de maduración, sin embargo el estudio recomienda a las compañías empezar a integrarlas en las fases de diseño y desarrollo del producto.

También en relación con la sostenibilidad, el informe habla de la implementación de los llamados ‘product passport‘ o pasaporte de producto, en los que encontrar una serie de información sobre el producto que pueden ayudar a luchar contra falsificaciones, pero sobre todo a diferenciarse con transparencia y construir lealtad ganando la confianza del consumidor. Ya hay varias marcas que utilizan tecnologías en este sentido para almacenar y compartir información con el consumidor final, pero el reto está en encontrar estándares comunes que permitan al consumidor entender esta información de una forma más universal.

Pasaporte de producto de Bettter.us. D.R.
Las tendencias que definirán la industria de la moda en 2022

Subscribe to stay up to date