Transparencias: la nueva libertad
Article
Written by Marta de la Oliva
13.05.20

En tiempos de privacidad, las transparencias se imponen como tendencia -de casa a la calle- en un discurso irónico en el que el resurgir de la (nueva) libertad es el principal protagonista

Resulta una paradoja cómo, en los tiempos que estamos viviendo, las barreras de la intimidad se están desvaneciendo. Paradójico porque vivimos de puertas para adentro las veinticuatro horas del día, pero, sin pensarlo, estamos más conectados con el exterior que nunca. Hemos visto cómo estrellas del panorama nacional e internacional abrían una ventana a sus casas para ofrecer conciertos benéficos, cómo nos hemos visto obligados a mezclar nuestra vida personal con la laboral y, sobre todo, cómo hemos tenido que aprender a hacer de la cotidianidad algo especial.

Es irónico que una de las tendencias estrella de la temporada sean las transparencias. Alessandro Michele, en una acción digna de la mejor de las pitonisas, abrió el desfile de Gucci mostrando a distintos modelos con camisas de fuerza, para luego mostrar el primer look de la colección: la modelo Varya B  vestida con un mono negro con la parte superior completamente transparente. Y así, Michele asoció la libertad con la falta de ella en los primeros minutos de un desfile marcado por la vuelta de los vestidos lenceros, el cut out, un guiño al S&M y al mundo ecuestre en complementos como collares y gafas. «Tengo miedo de aburrirme», aseguró a los medios tras el desfile, «siempre tengo que probar algo nuevo”. Sin duda, una declaración clara de intenciones en una colección muy Gucci, con alguna reminiscencia a Tom Ford.

Gucci SS20. DR. Cortesía de la marca.
Saint Laurent SS20. DR. Cortesía de la marca.

Otra de las firmas que también han incluído las transparencias para esta temporada ha sido Valentino. Pierpaolo Piccioli creó un arcoíris in crescendo desde el blanco hasta los colores más vivos, en los que los volúmenes traducidos en gasas y tules cobraron un especial protagonismo dejando entrever transparencias.  En blanco y en tonos neutros también vimos transparencias en Loewe. Jonathan Anderson jugó con encajes y estructuras con reminiscencias al romanticismo plasmado en estructuras de vestidos de Las Meninas de Velázquez, un balance perfecto entre el pasado y el futuro con patrones limpios de cortes rectos.

Loewe SS20. DR. Cortesía de la marca.
Valentino SS20. DR. Cortesía de la marca.

Una de las piezas clave de esta temporada es el top en forma de sujetador, en todas sus versiones, también transparente, por supuesto. Lo hemos visto en Loewe, pero también ha servido de golpe de fuerza para firmas como la estadounidense Khaite, quien ha conseguido que sus tops de punto se conviertan en objeto de deseo de toda insider. Algo parecido pasa con Matteau, aviso a navegantes de que el bikini de la temporada va a ser el suyo y no solo lo veremos en la playa.

Loewe SS20. DR. Cortesía de la marca.
Cecile Bahnsen SS20. DR. Cortesía de la marca.

La vuelta de las transparencias, resulta una ironía que no podía aparecer en un momento más adecuado. Los expertos en economía prevén un cambio en la industria y en la actitud del consumidor que será más consciente y, sobre todo, más informado y más libre de elegir. Los felices años veinte han entrado con pie izquierdo, pero ¿nos encontramos a caso ante el mayor cambio de la sociedad y la industria de la moda en décadas? Solo se nos ocurre una manera de denominarlo: nueva libertad.

Khaite SS20. DR. Cortesía de la marca.
Valentino SS20. DR. Cortesía de la marca.
Matteau SS20. DR. Cortesía de la marca.
Transparencias: la nueva libertad

Subscribe to stay up to date