El pago a plazos aterriza en la industria de la moda
Article
Written by Ivet Puig
3.12.21

Aunque el pago a plazos no es ninguna novedad, es cierto que siempre se ha asociado a una serie de bienes o servicios concretos, como puede ser la compra de un electrodoméstico. Sin embargo, la novedad está en que plataformas como Klarna, Aplazame, Clearpay o SeQura en España, han universalizado este método de pago para todo tipo de bienes y servicios, incluyendo aquellos más cotidianos y accesibles, como es la moda.

La llegada de la pandemia provocada por el coronavirus, su consecuente crisis económica y el auge del e-commerce han favorecido que el pago a plazos, no solo aterrice en la industria de la moda sino que haya tenido una gran acogida tanto por parte de los consumidores -especialmente los más jóvenes- como por comercios de todo tipo en todo el mundo.

Según un informe citado por Business of Fashion de la compañía financiera The Ascent, en países como Estados Unidos un 60% de la población afirma haber utilizado este sistema conocido en inglés como “pay now buy later”, en algún momento.

Daniel Espejo, country manager de Klarna en España, explica que el ‘pay now buy later’ ofrece a “los consumidores un mayor control y flexibilidad sobre sus gastos”, especialmente en el caso de comprar online ya que a través de la aplicación pueden “repartir el coste a lo largo del tiempo” sin ningún tipo de interés “si los consumidores pagan a tiempo”, detalla.

De hecho, una encuesta realizada por esta fintech concluye que casi 7 de cada 10 (66,7%) compradores adquiriría más productos si tuvieran la opción de pagar a plazos sin intereses. Al mismo tiempo, indica que el 55% de los consumidores busca métodos de pago más flexibles.

En referencia a los consumidores, Espejo también subraya que las fintechs como la suya han conseguido conectar “con ellos a un nivel más auténtico y personal, un aspecto esencial que los bancos tradicionales han perdido”, opina.

Por otro lado, el ‘pay now, buy later’ también resulta una opción interesante para los retailers ya que es la plataforma quien adelanta el pago, asumiendo el riesgo del crédito. En este sentido, Espejo destaca que la integración con Klarna de cualquier negocio “aumenta sus ventas, incrementa el valor medio de sus pedidos y la satisfacción de los clientes”.

El caso de la industria de la moda es particularmente interesante ya que este método permite a los consumidores adquirir prendas de marcas con precios ligeramente por encima de las que suelen comprar pero que, al pagar a plazos, se pueden permitir. Por lo que resulta una opción interesante para aquellas marcas que se alejan del fast fashion, apostando por la calidad y la producción de proximidad.

Sin embargo, el directivo habla de otro factor que explica el éxito del ‘pay now, buy later’. “A principios de este año, publicamos un informe, en cuyas conclusiones se observa que los clientes no solo deben estar en el centro de la estrategia empresarial, sino que también deben sentirse empoderados”, explica.

Una necesidad que asegura “es aun más relevante” en la industria de la moda. “En este sector, los intangibles son un aspecto fundamental para los compradores: importa mucho cómo nos sentimos y qué queremos mostrar con nuestra ropa”.

Por ello, el directivo insiste en que “factores como la experiencia de usuario, la personalización, la atención al cliente y la flexibilidad en los métodos de pago son esenciales”.

Además, Espejo asegura que la fintech sueca ha tenido “una gran acogida” entre el sector de la moda español, donde existe una gran tradición minorista.

El 68% de los consumidores españoles compra ahora más frecuentemente en el móvil que dos años atrás, antes de la pandemia.

Preguntado por las tendencias que están detectando en el sector de la compra online, Espejo asegura que “el comercio móvil que sigue creciendo a un ritmo trepidante”. Sin embargo, advierte que a pesar de que “el auge del e-commerce ha hecho que comprar sea más accesible que nunca, también ha creado fricciones en el proceso”. 

“Actualmente, los usuarios demandan experiencias integradas que respondan a sus necesidades específicas” y, al mismo tiempo, “que les ahorren tiempo y dinero”. En este sentido, según na encuesta reciente realizada por Klarna, el 75% está de acuerdo en que la simplicidad en el proceso de compra y el ahorro de tiempo son los dos beneficios más importantes.

La misma encuesta reveló que el 68% de los consumidores españoles compra ahora más frecuentemente en el móvil que dos años atrás, antes de la pandemia. Sin embargo, el 70% de los españoles elegiría una única app de compras que le permitiera realizar múltiples acciones en lugar de tener que cambiar de aplicación. Es por ello que apps como Klarna se posicionan más allá de un sistema de pago, como plataformas de descubrimiento de marcas y como una nueva experiencia de compra. Y es que el listón está alto. “Nuestra visión es convertirnos en la forma de compra favorita de todo el mundo”, asegura Espejo.

El pago a plazos aterriza en la industria de la moda

Subscribe to stay up to date