Punto y aparte
Article
Written by Marta de la Oliva
27.10.20

En tiempos inciertos en los que todo indica que vamos a volver a pasar más tiempo en casa, el punto, sinónimo de comodidad, se consolida como una de las tendencias estrella de la temporada

En el desfile de primavera verano de 1994 de Prada, el leimotiv que Miuccia Prada utilizó como hilo conductor de la colección fue el punto en todas sus variaciones: vestidos largos, faldas y tops bralette con rebecas. El look más destacado e incónico fue el que lució Christy Turlington, en canalé negro.

El retorno de la estética de los noventa estuvo ya presente en las presentaciones de primavera verano 2020. En la pasada temporada, el punto fue una tendencia palpable en varias colecciones y rápidamente se trasladó a la calle. Los tops de Khaite y de Jacquemus dieron el pistoletazo de salida a una tendencia que, por su comodidad y versatilidad, ha evolucionado hacia el otoño-invierno.

Calvin Luo AW 2020. D.R.
Ralph Lauren AW 2020. D.R.

Precisamente Jacquemus fue el primero en alargar al otoño esta tendencia en su desfile durante la semana de la moda masculina de París; (recordemos que el diseñador apuesta por presentar dos únicas colecciones al año en un ejercicio de impulsar una industria más sostenible). A la salida del desfile, declaró: “Esto no es un desfile de arte, vendo ropa, por lo que he querido volver al minimalismo. Quiero que sea ropa que puedas comprar para llevar a una boda y volvértela a poner después”. La colección, en tonos neutros, mezclaba tejidos aparentemente pertenecientes a la temporada estival, como es el caso del lino, junto con punto y cortes asimétricos.

Jacquemus AW2020. D.R.

Uno de los patrones que se encuentran en la propuesta del diseñador francés, pero también de otras como en Hermès o Isabel Marant, es el del punto en vestidos y polos de cuello pico con botones, otra de las tendencias que también pisa fuerte esta temporada. En Hermès, lo encontramos en una reinterpretación del polo clásico de canalé, pero con superposición en cuello alto, mientras que en Marant, las hombreras igualan su protagonismo en vestidos marcando cintura.

Isabel Marant AW2020. D.R.
Hermès AW2020. D.R.

Otra de las interpretaciones del punto es la de mezclarlo con pedrería y eslabones como podemos observar en las propuestas de Daniel Lee para Bottega Veneta, Jonathan Anderson para Loewe o en Rochas. Los detalles en mangas, puños, escotes y espalda marcan la diferencia realzando los looks. En Jil Sander, sin embargo, se mezcla con organza en los acabados de las faldas dando movimiento a la prenda.

Rochas AW2020. D.R.
Jil Sander AW2020. D.R.

El cut out también se suma a la tendencia del punto. Lo encontramos en Rick Owens, así como en Rosie Assoulin y, por supuesto, en Christopher Esber, cuyas prendas se han convertido, casi sin querer, en la representación del cut out de las últimas temporadas. En Sportmax, el cut out y el punto se combinan con retales de piel.

Rick Owens AW2020. D.R.
Sportmax AW2020. D.R.

De manera más sutil, el punto juega con la feminidad en cortes pronunciados de faldas y vestidos: las propuestas de Givenchy, Altuzzarra y Valentino son prueba de ello.

Givenchy AW2020. D.R.
Valentino AW2020. D.R.

¿El retorno del punto en diferentes reinterpretaciones simboliza la vuelta a la comodidad? En tiempos inciertos en los que todo indica que volveremos a pasar más tiempo en el hogar, parece que la tendencia va a caer en la continuidad y que volveremos a verla en el verano de 2021. Y bienvenida sea.

Top bralette de Jacquemus.
Polo de Dodo Bar Or.
Body de Khaite.
Jersey de Petar Petrov.
Bolso de Jil Sander.
Jersey de Isabel Marant.
Punto y aparte

Subscribe to stay up to date